11 de marzo de 2010

Diario Salón del Cómic y Manga de Castilla y León (Parte 1)

Día 1. Jueves:

El viaje se hizo larguillo. Salimos de Sants a Zaragoza en AVE, donde nos plantamos en casi 2 horas. El Talgo desde allí hacia Valladolid fueron 5 horas más pesadas, con la película “París, París”, cuyo ritmo no ayuda a hacer un viaje ameno…

En la estación de tren nos estaba esperando Ramón Varela, de ASOFED. Le conozco desde hace años por internet, pero nunca nos habíamos visto en persona. Y fue un gran placer, un gran tío. Con un razonable parecido físico con Edu Alpuente y con E-X-A-C-T-A-M-E-N-T-E la misma voz. Si hubiera un control de voz que solo admitiera la voz de Edu, Ramón también podría pasar.

Cogimos un taxi y nos acompañó al hotel. Un pedazo de hotel con gente muy maja (en especial la chica que sirve en los desayunos, ¡te alegraba el día!).

Tras descansar un rato Ramón nos recogió y fuimos a pie hasta el Restaurante Camarín de San Martín, donde se hacía la presentación con ASOFED y las asociaciones. Allí conocimos a Carlos Ramírez y su encantadora mujer Mónica Martínez, de ASOFED. Dos personas geniales, que nos trataron fantásticamente desde el primer hasta el último día. Capaces de organizar salones, ONG, exposiciones, conciertos y movilizar a la gente. Janina y yo admiramos la capacidad de Carlos para organizar eventos, ser tan positivo y pensar desde el minuto 1 qué mejorar para el siguiente año.

Presentación con Matías (a mi derecha), Carlos (detrás nuestro) y los chicos de las asociaciones.


Nos presentaron a Matías, profesor de diseño gráfico en la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC). Un tío majísimo que nos acompañaría a Janina y a mí en las charlas al día siguiente. También conocimos a chicos de las asociaciones, como Cristian y Jacobo, a los que ya conocía de jugar online al Bioshock2 :P Conocimos a Jeremi, estudiante de ilustración. Me dijo que organizó a su clase para ir al día siguiente a nuestra charla en la Universidad. (¡Maldito! ¡Tendría público!)

Se hizo una presentación donde hablaron Carlos y los responsables de las asociaciones colaboradoras. Luego Carlos, ¡a traición!, nos hizo decir algunas palabras a Janina y a mí. Pero creo que nos salimos con la nuestra. ¡Un precalentamiento para la charla en la universidad al día siguiente!

Comimos muy bien, muchos pinchos y bebida para todos. Allí nos entrevistó algún periodista (previo aviso de que luego seguro que en algo la cagaban en las noticias publicadas, como bien pudimos comprobar). Y los dueños del restaurante nos pidieron firmar en el libro de honor, así que les hicimos un dibujillo con dedicatoria.

Janina firmando en el libro de honor ante la atenta mirada de Rut y Jacobo


Realmente estábamos un poco… descolocados. No somos nadie en el mundillo del cómic… bueno, en el mundo en general (todavía, mwahahaha!) Pero todos nos trataban como a estrellas. No es una queja, ¡ojo! Agradecemos mucho el trato recibido por todos =)

Después fuimos con Carlos, Mónica y Ramón a acabar de llenar el estómago en el restaurante del chino Miguel. ¡Y vaya si nos llenamos! Vaya platazo de arroz XD

Luego al hotel a dormir.

Día 2. Viernes:

Nos levantamos pronto para ir a la presentación ante los medios en la Casa Revilla. Ramón nos recogió en el hotel y fuimos para allí.

Era una presentación similar a la del día anterior, pero más formal. Asistieron la concejala de cultura Mercedes Cantalapiedra, Carlos Martínez, Estefanía Jiménez y José M. Viteri. Allí Carlos me volvió a pedir que dijera unas palabras, pero ya iba preparado =P (repetí más o menos lo del día anterior). Esta vez Janina se libró, ¡maldita suertuda! Y por suerte a Ramón siempre se le gastaba la batería de la cámara cuando hablaba yo. Así que no hay pruebas en forma de video :D

En la presentación con Carlos, Mercedes Cantalapiedra y Estefanía


Al acabar nos hicieron algunas fotos para los diarios y luego la fotógrafa de “El norte de Castilla” me hizo una sesión de fotos. Que si siéntate en la silla, ponte así, asá, muy a lo anuncio de modelo cachas… creo que no es lo mío XD Y eso lo confirma que las fotos no se publicaron, solo las de grupo =P Mi cabeza se saldría de objetivo, fijo.


Posando para la fotógrafa. Janina me tenía que aguantar el cartel, pero no le dejaba salir XD


Luego tuvimos que salir corriendo en coche hacia la UEMC, donde tenía que dar una charla de orientación profesional y Janina una master class. Nos llevaron en coche la profesora de Derecho (Estefanía) y el responsable de publicidad y markéting (perdón por no recordar tu nombre!!) a Ramón, Janina y a mí.

Llegamos media hora tarde por culpa de la presentación anterior, que se había retrasado un poco y en coche era un rato de camino. Pero bueno, allí estaban Jeremi y sus compañeros, que lo entendieron… aunque ya estaban algo nerviosos :P

Matías me presentó y luego me puse a ello con la charla. Fue mucho mejor de lo que esperaba. No me puse a sudar como me temía. Y el público ayudó mucho. Hacían muchas preguntas por dudas laborales que tenían y creo (y espero) que les pude ayudar. También pensé que me quedaría corto, pero al final Matías nos tuvo que cortar porque había que comer antes de que Janina empezara su charla.

Matías presentándome en la charla


Así que bajamos al comedor de la uni con Matías, Ramón, Carlos y Mónica. Carlos y Mónica solo vieron los últimos minutos de mi charla. Estuvieron en la sede de ADIF (donde se celebraría el salón los dos siguientes días) organizando cosas, y subieron para ver lo que pudieran y acompañarnos para comer. Realmente iban de culo, muchíiisimas cosas que hacer. 2 personas organizando, con gran ayuda de los chavales de las asociaciones, un salón que, evidentemente, al lado del de Barcelona es muy modesto. Pero que ya ha mejorado mucho respecto a los años anteriores. Y las mejoras que planean ya para el siguiente prometen mucho. Antes de acabar el Salón ya hablaban con ilusión de nuevos planes para el año que viene.

Después de comer tuvimos unos minutos para ver la exposición que nos montó la UEMC a Janina y a mí. La verdad es que hace mucha ilusión. Y por allí seguían los chavales de público de mi charla, que alguna pregunta hicieron.

Carlos, Mónica, Ramón y Janina charlando en la exposición


Luego le tocó el turno a Janina, en una aula con ordenadores interconectados. Todo lo que Janina proyectaba lo podíamos ver cada uno en un ordenador. De público tuvo a parte de los que fueron a mi charla y a algunos alumnos de la universidad, que iban más o menos obligados =P Le salió muy bien, la verdad (aunque por ratos hablaba muy flojito :P).


Janina (esa cabecita al fondo a la derecha) dando su charla


Mientras acababa la charla entraron del Canal 7 en el aula. Me grabaron haciendo un dibujo rápido (horroroso, tenía que poner mi cabezón de lado para que la cámara me grabara bien y me salió el dibu deforme) y me hicieron algunas preguntillas. Luego entrevistaron también a algunos de los asistentes.

Una vez acabado bajamos al aparcamiento para ir al salón a ver qué andaban haciendo Carlos y Mónica. Antes de irnos Matías nos obsequió a Janina y a mí con unas bolsas de la UEMC con camisetas, alfombrilla para el ratón (joder, por fin tengo una, sorprendentemente nunca había tenido), bolígrafos y unas memorias usb de 2 gigas. Todavía andábamos con nuestro usb de 256 megas. Regalo realmente útil.

Bajamos a ADIF Matías, Ramón, Janina, otra chica y yo en el coche de Matías, con su BSO de Cowboy Bebop. ¡Así da gusto!

Ya en el salón encontramos a Carlos y Mónica organizando las bolsas-regalo para los visitantes del salón. Había muuucho por hacer. Así que Janina, Matías y yo les ayudamos durante una horilla y pico. Había que coger bolsas vacías y meterles un folleto del Salón, el programa y un cómic obsequio de Norma Editorial. Así hasta llegar a las 1000 bolsas. Trabajo de chinos, realmente.

Janina y yo nos fuimos a descansar al hotel antes de cenar y todavía quedaban muchas bolsas para hacer el día siguiente.

Finalmente nos reunimos con Carlos, Ramón y Mónica y fuimos a cenar a la pizzería Via Verona. Una carne con salsa de setas deliciosas. ¡Y de postre crema catalana! Quería probar qué tal la hacían por allí. De aspecto es igualito, solo que la crema es más como un helado. Pero el sabor es casi igual. Muy rico todo =)

Después de vuelta al hotel y a dormir… de no ser por ese extraño dolor que me acompañó durante toda la noche en el dedo índice. Ese dolor no me iba a permitir hacer dibujos al público al día siguiente. Así que apreté un poco el dedo y… zaska! Liquidillo! Y nada, hasta las 2:30 de la mañana sacándome liquidillo de una infección rara. Me habría pinchado con algo. O soy de gelatina. Al final, dedo casi perfecto, listo para dibujar y buscar petróleo.

5 comentarios:

ASOFED dijo...

Eres de gelatina :-O

Taurus dijo...

Lástima que no pudiera ir a vuestras charlas, me habría gustado bastante :(.

Y sí, parece mentira que casi todo esto lo hayan organizado Carlos y Mónica...

Janina dijo...

Yo no hablo flojito, chico de gelatina! D:

Jacobo dijo...

Que fuerte lo que ha dichooo! xD

Oye, que me ha gustado mucho leer tu crónica entera... casi me emociono y todo xD

Anónimo dijo...

Just want to say what a great blog you got here!
I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work!

Thumbs up, and keep it going!

Cheers
Christian, iwspo.net